Mi última asesoría, la recuperación de un patrimonio US$20 millones para un cliente, me tuvo lejos de las actividades de inversión y del mercado por algún tiempo, por lo que decidí empaparme nuevamente con lo que estaba pasando y descubrí mucho dinamismo en el segmento de Startups, así que me propuse asistir a cada evento, seminario o charla que me permitiera acercarme a esta interesante movida.

A finales de marzo 2016 asistí al “Venture Capital Conference”, que se enfocó en el desarrollo de las Startup en el marco del Acuerdo del Pacífico; en mayo participé en el 6to Prodem, organizado por la Universidad del Pacífico, el que fue un seminario taller para profesionales del ecosistema emprendedor en América Latina; y en junio asistí al LAB 4+ Alianza del Pacífico, el que entiendo es el foro de emprendimiento e innovación más grande de Latinoamérica.

Ver la fuerza con la que se estaban desarrollando Startups en la región y el avance en México, Chile y Colombia me animó a seguir profundizando en el tema y en noviembre participé en el programa Driving Economic Growth Through Scale Up Ecosystems dictado en Babson College.

Aunque siempre es interesante compartir experiencias con personas de realidades tan distintas como las de Suiza, Francia, Haití, República Dominicana, Estados Unidos y Arabia Saudita, entre otras, el enfoque desarrollado por Daniel Isenberg y Vincent “Vini” Onyemah fue lo más interesante.

Ellos vienen aplicando y difundiendo una potente idea, que le da título al artículo que acompaña este post, “Startups Won’t Save the Economy. But Scale Ups Could”.

La idea central del artículo es que no basta la creación de nuevas empresas o Startups para asegurar la generación de crecimiento económico, sino que existe significativa evidencia de que el crecimiento económico se logra sólo cuando estos nuevos emprendimientos logran un crecimiento constante o escalan (Scale Ups).

El objetivo entonces es el crecimiento o que las empresas escalen (Scale Ups) y para eso es necesario ofrecerle un sistema de soporte que les ayude por ejemplo a aumentar sus ingresos y por ende el crecimiento del empleo en sus comunidades.  Este sistema de soporte debe beneficiar a empresas pequeñas pero las más maduras, es decir aquellas que cuenten con modelos de negocio probados. Lo más interesante es que esto no es sólo teoría.

Con la guía del Proyecto de Ecosistema Empresarial de Babson, el que cariñosamente bautizamos durante el programa como “THE BEEP” ( http://entrepreneurial-revolution.com/ ) se vienen alcanzando éxitos tangibles como lo ocurrido en Manizales, Colombia donde guiaron el desarrollo del proyecto “Manizales Más”

Seguiré comentándoles sobre esta experiencia y lo que a mi juicio puede ser la forma de replicarla en nuestro país. Por ahora los dejo con esta idea y les recomiendo leer el artículo que acompaña este post, el que por gentileza de Daniel y Vini se los puedo compartir en sus versiones en inglés y español.

Startups Won’t Save the Economy. But ‘Scale Ups’ Could.

https://www.weforum.org/es/agenda/2017/03/los-nuevos-emprendimientos-no-salvaran-la-economia-pero-el-crecimiento-de-las-empresas-con-mas-anos-si-podria-hacerlo

Mario Stuva Silva